24/3/2007

Vagas Llosa escribe sobre Cien años de soledad

El País trae en su edición del día, un fragmento del prólogo que el escritor peruano Mario Vargas Llosa escribe para la edición especial de Cien años de soledad, que acaba de editarse por los 40 años de su primera edición. Las expresiones de Mario Vargas Llosa, frente a la obra, son a su vez un reconocimiento a la genialidad de Gabriel García Márquez. Ojalá estos grandes de la literatura mundial puedan volver -algún día- a reencontrarse. Aquí un parte de ese fragmento. Ver más en El País


Garbriel García Márquez y Mario Vargas LLosa, en los años 70

"Difícilmente podría hacer una ficción posterior con Cien años de soledad lo que esta novela hace con los cuentos y novelas precedentes: reducirlos a la condición de anuncios, de partes de una totalidad. Cien años de soledad es esa totalidad que absorbe retroactivamente los estadios anteriores de la realidad ficticia, y, añadiéndoles nuevos materiales, edifica una realidad con un principio y un fin en el espacio y en el tiempo: ¿cómo podría ser modificado o repetido el mundo que esta ficción destruye después de completar? Cien años de soledad es una novela total, en la línea de esas creaciones demencialmente ambiciosas que compiten con la realidad real de igual a igual, enfrentándole una imagen de una vitalidad, vastedad y complejidad cualitativamente equivalentes. Esta totalidad se manifiesta ante todo en la naturaleza plural de la novela, que es, simultáneamente, cosas que se creían antinómicas: tradicional y moderna, localista y universal, imaginaria y realista. Otra expresión de esa totalidad es su accesibilidad ilimitada, su facultad de estar al alcance, con premios distintos pero abundantes para cada cual, del lector inteligente y del imbécil, del refinado que paladea la prosa, contempla la arquitectura y descifra los símbolos de una ficción y del impaciente que solo atiende a la anécdota cruda. El genio literario de nuestro tiempo suele ser hermético, minoritario y agobiante. Cien años de soledad es uno de los raros casos de obra literaria mayor contemporánea que todos pueden entender y gozar. Pero Cien años de soledad es una novela total sobre todo porque pone en práctica el utópico designio de todo suplantador de Dios: describir una realidad total, enfrentar a la realidad real una imagen que es su expresión y negación. Esta noción de totalidad, tan escurridiza y compleja, pero tan inseparable de la vocación del novelista, no sólo define la grandeza de Cien años de soledad: da también su clave. Se trata de una novela total por su materia, en la medida en que describe un mundo cerrado, desde su nacimiento hasta su muerte y en todos los órdenes que lo componen -el individual y el colectivo, el legendario y el histórico, el cotidiano y el mítico-, y por su forma, ya que la escritura y la estructura tienen, como la materia que cuaja en ellas, una naturaleza exclusiva, irrepetible y autosuficiente..."

Ver más de Gabriel García Márquez en pospost:

Discurso de Zacatecas de Gabriel García Márquez

Foto de Fidel Castro y García Marquez hace 8 días

García Márquez media entre guerrilla y Gobierno

García Márquez celebró cumpleaños en Cuba

La foto del ojo morado de Gabriel García Márquez

Gabriel García Márquez:, ochenta años de soledad

Fotos desconocidas de Gabriel García Márquez

Vargas Llosa y García Márquez se reconcilian


Más de Mario Vargas LLosa en pospost

Vicente Fox le entregó el Nobel a Vargas Llosa

Mario Vargas Llosa, el escritor del fin del mundo

Vargas Llosa opina sobre "El Ojo que llora" y CIDH

¿Vargas Llosa y García Márquez se reconcilian?

Entre aserrines y tristezas: Mario Vargas Llosa, Cesáreo Martínez y el León de Natuba

Pablo Neruda, Vargas LLosa y los Jaivas en Machu Picchu